Hombre detrás de careta

El síndrome del impostor

Hoy vengo a hablarte sobre algo muy frecuente en la sociedad, especialmente identificado en aquellos que nos movemos entre proyectos, entre cambios, entre retos…el temido “síndrome del impostor”.

¿Y qué es exactamente?

Es todo aquello que nos contamos y que no nos permite avanzar en nuestra vida. Yo lo llamo “basura mental”.

Algunas de las frases más recurrentes son:

“¿qué puedo ofrecer yo?”

“jamás lo conseguiré”

“es demasiado para mi” ….

“hay demasiada competencia, nunca me elegirán”

“y si hago el ridículo?”

Y así con un sinfín de excusas y de creencias que nos limitan.

Lee más sobre las creencias y descubre cómo potenciar aquellas que te están limitando. Es cuestión de descubrir la necesidad que cubre y modificarla por una creencia que te impulse a la acción.

¿Para qué aparece el Síndrome del Impostor?

A pesar de que queremos seguir creciendo personal y profesionalmente, nos lo decimos una y otra vez. ¿Y para qué? ¡Fácil!  para no salir de nuestra zona de confort. Aquí se está muy agustito. Es lo fácil, lo cómodo, lo conocido…

todo lo que implique asomarse o “sacar la patita” más allá de “nuestra realidad” da vértigo, asusta, nos paraliza.

Por desgracia, y lo digo así porque si aprendiéramos a leer entre líneas y descubriéramos para qué aparece, tomaríamos acción. No nos paralizaría ni nos creeríamos toda esa basura mental que nos limita.

¿El  Síndrome del Impostor se cura?

No tengo claro si la palabra correcta es “curar” pero si te garantizo que este síndrome se trabaja. Y se hace partiendo de una creencia que es la que te hace permanecer estancado. Identificar la creencia, acoger la emoción y modificar la conducta sólo depende de ti.

El síndrome del impostor es un constante en nuestra vida y, si realmente no estás entrenado y trabajado a nivel interno, te crees todo lo que tú mismo te dices. Cualquier excusa es válida, no se cuestiona.

Y tú, ¿qué es aquello que te cuentas para no ir hacia tus objetivos?

¿tienes identificado el síndrome del impostor?

No me gustan las etiquetas. Te limitan, y yo no quiero límites

Madonna

Si te ha resultado interesante este post o quieres profundizar en algún tema, deja tu comentario más abajo. Estaré encantada de leerte.

También puedes suscribirte de manera gratuita y recibir todo el contenido publicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba