Niño llorando sobre fondo de contaminación

VÍCTIMA O RESPONSABLE

¿Eres de los que crees que el mundo está en tu contra o sueles buscar soluciones a lo que te ocurre y te haces cargo de aquello que tú mismo estás generando en tu entorno?

En esta entrada te comparto las diferencias que existen entre las personas victimizadas y las personas responsables. A simple vista parece fácil su identificación, pero, por experiencia te diré, que, si no estás acostumbrado a mirar la vida con perspectiva, no resulta tan fácil.

Durante años caí en las redes del victimismo. ¿Y por qué? Porque me resultaba cómodo, era la zona conocida. ¿Para qué lo hacía? ¡Fácil! Para obtener un beneficio.

Si lees la entrada en la que te hablo sobre “la intención positiva” descubrirás que toda acción tiene una necesidad que cubrir y que, por esta razón, se considera positiva o beneficiosa. No la conducta en sí si no las estrategias utilizadas para conseguirlo. En mi caso, fue adoptar un papel de víctima redomada para llamar la atención y conseguir los “mimos” de mi gente.

Un ejemplo más clarificador sería el que practican algunos niños. ¿alguna vez has visto como un niño que quiere conseguir algo y sus padres no están de acuerdo se pone a llorar pataleando y liando la de Cristo Bendito en medio del supermercado? ????

¿Sabías que cada individuo adopta un rol para moverse por la vida?

Si, en efecto. Y lo hacemos de manera automática. No somos realmente consciente de ello pero lo hacemos porque nos funciona y nos reporta un beneficio.

Son papeles totalmente antagónicos. Mientras uno se mueve en la queja y la reactividad, el otro lo hace desde el compromiso y la proactividad. ¿Sabrías identificar cada uno de ellos?

Desde el Coaching, hoy te muestro:

Los dos roles que más se repiten en nuestra sociedad.

  • LA VÍCTIMA

La persona que adopta el papel de víctima lo hace siempre esperando que sean los demás quienes “muevan ficha”. Nunca se hace cargo de nada. Anda echando “balones fuera”. Para este tipo de personas, los culpables de todo lo que le ocurre siempre son los demás. él o ella son el pobre desgraciado al que la vida le trata fatal y cree que no se puede hacer nada por cambiar, que los cambios tienen que venir desde fuera.

  • EL RESPONSABLE

En cambio, la persona que adopta el papel de responsable lo hace siempre haciéndose cargo de sus decisiones y sus actos. Se responsabiliza al 100% de lo que ocurre como consecuencia de sus acciones. Busca soluciones y se muestra proactiva para hacer todo lo que dependa de él. No espera nada del exterior. Sabe que, si quiere que las cosas cambien, tiene que comenzar “tomando partido”.

No puedes cambiar las circunstancias, las estaciones o el viento, pero te puedes cambiar a ti mismo. Eso es algo que tienes a tu cargo

Jim Rohn

Si te ha resultado interesante este post o quieres profundizar en algún tema, deja tu comentario más abajo. Estaré encantada de leerte.

También puedes suscribirte de manera gratuita y recibir todo el contenido publicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba