Señor pensativo

Las 4 preguntas que harán tambalear una creencia.

Hoy quiero contarte las 4 preguntas que debes hacerte para cuestionar si aquello que te estás contando es un hecho real o, por el contrario, una idea que te limita y no te permite avanzar.

Estamos llenos de ideas, que suman y que restan y, por tanto, somos individuos llenos de creencias. Ahora bien, que éstas te ayuden a avanzar o te hagan permanecer estancado donde estás sólo depende de ti.

Todas las ideas (o creencias) son cuestionables, especialmente, aquellas que no te sirven para llegar hacia tu objetivo. Claro que si, aun siendo conocedor de esto, decides seguir donde estás, adelante. ¡Tampoco hay que volverse loco!

Lo primero es identificar la creencia. Esto se aprecia muy bien en sesión, para ello utilizo las 4 preguntas de Byron Katie que te indico a continuación. 

Cuando tengas la creencia que te limita identificada, anótala y cuestiónate:

1) ¿Es verdad eso que me cuento?

Aquí muy probablemente tu respuesta sea afirmativa. Todavía no has tomado consciencia.  Por eso, sigue con la siguiente ????

2) ¿Puedo saber con absoluta certeza que eso que me sigo contando es verdad?

En este punto algo ya se te debe mover… ¡es una pregunta de reflexión profunda! Quizás no te la hayas hecho antes. Sé honesto contigo y responde con sinceridad. Y si todavía sigues pensando lo mismo. Pasa a la siguiente.

3) ¿Cómo reacciona mi cuerpo cuando me creo ese pensamiento?

¡Aquí la ficha se te ha caído ya fijo! ????  Fíjate en los detalles internos, en cómo te habla tu cuerpo. Atiende a tu sentir, a tus gestos, a tu emocionalidad… No obstante, rematemos????

4) ¿Quién sería yo ahora sin ese pensamiento?

Descubrirás que la idea inicial, además de no ser nada realista, era dañina para ti. Despertar la consciencia de que hay otras interpretaciones y, sobre todo, no dar por hecho nada y cuestionarte aquellas ideas que te limitan, será beneficioso para ti y tu higiene mental.

Cuéntame, ¿te ha servido para hacer tambalear alguna de tus creencias? Te leo en comentarios.

“Una cosa no es necesariamente cierta sólo porque un hombre muera por ella.”

Oscar Wilde

Si te ha resultado interesante este post o quieres profundizar en algún tema, deja tu comentario más abajo. Estaré encantada de leerte.

También puedes suscribirte de manera gratuita y recibir todo el contenido publicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba